glider emblem De recuerdos, de memorias


Un recuerdo como flecha malvada
penetra mi sien destrozando mi concentración,
y como mis labios ya no tocan la tierra
recojo mis añoranzas y empieza la canción.

Nada es igual, pero todo equivalente,
siento la brisa moverse y saboreo el aroma.
Siento las vibraciones de las cuerdas
novatas y estúpidas, pero no, no es broma.

De sueños quietos y azules salen
voces que acarician pero no saben escribir;
entre prismas y señales veo jueces, muchos,
perplejos que dicen sin saber que decir.

Una sonrisa que sabe a naranja tangerina
quiero; tantas cosas, tantas cosas quiero,
sentir mi camisa, al caminar, rozar mi espalda.
Cuando recuerdo las cosas que tengo, no muero.

Los recuerdos, las memorias, no confundas
el presente; nunca nos deja, se ríe de nosotros.
El tiempo va lamiendo su camino a nuestros cerebros
para palpitar después, expresiones en nuestros rostros.

Todavía queda suficiente alcohol para soñar,
no para no recordar, sino para interesantear.
Hacerlos, hacerlas, mientras más pueda, interesantes.
Tu cree lo que quieras; déjame, la verdad, saborear.

Jamiel Almeida Taveras
2012-01-13

Comments:

Published:
2012-01-13 00:00:00

Category:
blog

Comments

Tags:
memoria 1
poesia 1
recuerdos 1